Desaprender es empezar de cero. Es poner encima de la mesa todo lo que te han enseñado, todo lo que has aprendido y todos los conocimientos y valores que has adquirido a lo largo de tu existencia, desde el mismo día en que naciste. Y luego tirar a la basura los prejuicios, las ataduras y los cliches. Es en ese instante cuando comienza el proceso de desaprendizaje, que nunca termina, porque consiste en soltar lastre y quedarse con lo que te hace feliz, más allá de costumbres, convenciones sociales y normas que tú no elegiste, sino que te las impusieron y diste por buenas. Saber que sigues tu propio camino es una sensación tremendamente liberadora.

Este blog se llama así porque empezó a la vez que mi propio proceso de desaprendizaje. Cada viaje, cada reflexión y cada anécdota que voy contando me han ayudado a ser quien yo quiero ser, con lo bueno y lo malo.

Como diría el gran poeta que es Kutxi Romero: “Cuanto más pasan los años más me aparto del rebaño, porque no sé dónde va”.

Invito a todo aquel que pase por este blog a que inicie su propio proceso de desaprendizaje.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 291 seguidores

%d personas les gusta esto: